Staff médico novedades

Lo que necesitás saber

Novedades staff médico

Claves para prevenir y tratar el resfrío

Como es habitual, con la llegada del otoño bajan las temperaturas y aumenta la humedad en el ambiente. Estos factores, junto con otra serie de condiciones meteorológicas, hacen que aumente la circulación de los virus culpables del resfrío, una de las enfermedades más extendidas y que se repite cada año. A pesar de que conocemos diferentes remedios populares para prevenirlo y tratarlo, lo cierto es que, tarde o temprano, muchos acabamos en cama con un buen catarro.

Diferencias entre resfrío y gripe

Aunque comparten algunos síntomas, el resfrío y la gripe no son lo mismo. La gripe se contagia por un virus a través de la tos, los estornudos u objetos contaminados. Suele aparecer de forma repentina y tiene una duración mayor que el resfriado. Además, sus síntomas se presentan con mayor gravedad, por lo que sí cuenta con un tratamiento y una vacuna preventiva.

En cuanto al resfrío, se trata de una infección vírica de las vías respiratorias superiores que puede estar originada por virus distintos. Por el momento no existe vacuna para prevenirlo ni un tratamiento específico para tratarlo, por lo que se suele recomendar descanso y algunos fármacos para aliviar el malestar. Se contagia por contacto con las mucosidades de las personas enfermas y, aunque generalmente no presenta complicaciones, en algunos casos puede derivar en una sinusitis, una bronquitis, una otitis o una neumonía.

Recomendaciones para prevenir el resfrío

  • Lavarnos las manos con frecuencia, evitar tocarse la boca, nariz u ojos con las manos sucias o después de haber manipulado objetos ajenos.
  • Mantener limpios los dispositivos personales o de trabajo que compartimos como el móvil o el teclado.
  • Ventilar los ambientes, especialmente los lugares en los que se concentran un gran número de personas

Cómo tratar el resfrío

  • No automedicarse con antibióticos. Los analgésicos y antiinflamatorios pueden ayudarnos a minimizar los síntomas.
  • Evitar el tabaco, ya que su humo irrita las mucosas de las vías respiratorias y hace que sea más fácil que entren virus y bacterias.
  • Llevar una dieta equilibrada, rica en vitaminas y minerales, hidratarnos bien y descansar nos ayudará a sentirnos mejor.