Staff médico novedades

Lo que necesitás saber

Novedades staff médico

Controles médicos: aliados de la salud

Generalmente solemos asociar la visita al médico con aquellos momentos en los que alguna enfermedad o dolencia nos afecta, olvidando que el encuentro con el profesional puede ser una excelente oportunidad no sólo para recuperar la salud, sino también para cuidarla.

Los controles médicos periódicos permiten la detección de enfermedades en forma precoz, dándonos la posibilidad de realizar un tratamiento oportuno si fuera necesario. También en ese momento, podemos recibir sugerencias sobre hábitos de vida que puedan ser perjudiciales para nuestra salud y probablemente, no teníamos en cuenta.

Las recomendaciones acerca de los estudios diagnósticos a realizar, no son las mismas para todos y están estrechamente vinculadas a la edad, el sexo y condiciones particulares de cada miembro de la familia.

En los niños y adolescentes, además de la detección de posibles enfermedades el control se orienta a evaluar su crecimiento y desarrollo. Es un momento muy importante en el que los padres pueden realizar consultas y solicitar sugerencias para el cuidado y la crianza, ayudando a sus hijos a crecer saludablemente.

Durante el período de embarazo, e incluso previo a éste, el seguimiento médico es relevante para cuidar la salud de la mamá y el bebé. En el control preconcepcional se indaga sobre la historia clínica personal y familiar, los embarazos previos y el estilo de vida, dando lugar a realizar tratamientos y cambios de hábitos en caso de ser necesario. Por otro lado, el control periódico durante el embarazo permite conocer su evolución y es fundamental para evitar o tratar complicaciones.

En cuanto a los adultos, los hallazgos y antecedentes de cada persona determinarán cuáles son las recomendaciones para prevenir enfermedades. Más específicamente en el caso de las mujeres, los controles indicados por su ginecólogo, son un complemento fundamental para contribuir al cuidado integral de la salud.

Es importante recordar que, sí como las recomendaciones profesionales, los hábitos de vida saludables son el primer paso para preservar y favorecer el bienestar de todos los miembros de la familia.