TU MEJOR OPCIÓN

Siempre cerca, para cuidarte

La alternativa de salud que
estabas buscando

Un plan pensado para vos

Una cobertura al
alcance de todos

Queremos que te sientas bien

Novedades staff médico

¡Alimentemos nuestras ganas de bailar!

Noviembre 15 del 2018

El baile es un excelente ejercicio cardiovascular; aumenta nuestra capacidad pulmonar, la flexibilidad y firmeza de los músculos; educa nuestros hábitos posturales entre otros beneficios que acá te contamos. Huesos fuertes, articulaciones lubricadas El baile ayuda en la prevención y el tratamiento de la osteoporosis. Cuestión a tener en cuenta, especialmente, por las mujeres que hayan pasado la menopausia. Además, mantiene las articulaciones lubricadas, cosa que ayuda a prevenir la artritis Gasto calórico Bailando se queman calorías. Más calorías, cuanto más intenso y rápido sea el baile. Naturalmente, no es lo mismo bailar un vals lento que una salsa frenética. Se nota en la sangre No estamos hablando de pasión, sino de colesterol. Bailar aumenta los niveles del llamado colesterol bueno (HDL) y disminuye los del malo (LDL). A las personas con diabetes, además, les ayuda a controlar el nivel de glucosa en sangre. El cerebro también trabaja Dependiendo del baile, también se hace ejercicio mental mientras se recuerdan los pasos y estamos concentrados para no meter la pata de mala manera. Equilibrio y coordinación Hay que mantener el equilibrio en multitud de posiciones diferentes (según el baile que se practique). Esto ayuda a fortalecer los músculos, disminuyendo la propensión a determinadas lesiones en nuestra vida cotidiana. Y, de paso, se mejoran la coordinación y los reflejos. Interacción social Además de ser un entretenimiento y un estupendo ejercicio físico, el baile puede constituir una oportunidad para relacionarnos con otros, incluso para hacer nuevas amistades. Diversidad cultural El baile une. Personas muy diferentes, de procedencias diversas pueden moverse al ritmo de una misma pieza. Esto abre la mente y expande el espíritu. Feliz, feliz en tu día Gracias al subidón de endorfinas propiciado por el baile estamos de mejor humor y combatimos eficazmente el estrés.

Ampliar info >

Más allá de las flores y los colores

Noviembre 5 del 2018

La primavera es considerada una de las épocas más bellas y maravillosas del año, porque es el momento en que todo comienza a florecer y la naturaleza brota con más fuerza. Pero, a pesar de la belleza que representa, es una estación de transición entre el invierno y el verano, que llega acompañada de alergias y enfermedades derivadas de los cambios de clima. Por esto, es recomendable conocer algunos cuidados durante la primavera que pueden resultar útiles para disfrutar de una buena salud hasta la llegada del verano. A mediados de la primavera es cuando aparece nuevamente el calor, sobre todo luego de meses de frío, lluvia, nieve y mal tiempo. Por eso, es importante cuidarse, y prevenir antes de curar. Algunos consejos para disfrutar de la primavera: Aprovechar la luz solar más a menudo. Permanecer siempre bien hidratado, bebiendo líquido en abundancia. Es recomendable tomar al menos 2 litros de agua al día. También optar por infusiones, tisanas o tés (fríos o helados, por ejemplo, en caso de sentir mucho calor). Practicar ejercicios en las primeras horas de la mañana, o bien por la tarde-noche, para evitar así las horas de mayor calor. Broncearse correctamente, cuidando la piel con protectores solares, evitando las horas de mayor radiación solar, en caso de concurrir a playas o a piscinas. Consultar a médicos especialistas en caso de padecer alergias.

Ampliar info >

Movete y desconectate de la rutina

Noviembre 8 del 2018

Unos minutos de ejercicio son suficientes para reducir los efectos del estrés y corregir los malos hábitos posturales. Hacer una pausa es la clave para mejorar el desempeño y evitar mayores problemas de salud relacionados con el sedentarismo. La actividad física es un factor importante que alimenta la salud corporal y mental de una persona. Por ello, su práctica regular permite reducir malestares, mejorar la calidad de vida y prevenir ciertas enfermedades como diabetes, osteoporosis o síntomas cardiovasculares, etc. En este sentido, el ejercicio disminuye la presión arterial y regula el nivel de colesterol, así como mejora la salud mental evitando el estrés, ansiedad, trastornos depresivos y promoviendo el bienestar y la autoestima. Debido a que pasamos muchas horas en el trabajo, desconectarse de la rutina por breves momentos dentro de nuestra actividad diaria se ha vuelto una interesante oportunidad para disminuir el sedentarismo y sentirnos más vitales. Es muy común que durante el día pasemos muchas horas sentados o de pie, lo que hace que después de un tiempo sintamos molestias o dolores en las piernas, espalda o cuello. Esto es muy habitual en cualquier espacio de trabajo y sucede porque permanecemos mucho tiempo en la misma posición, adquirimos malas posturas al estar sentados o porque pasamos horas frente a una computadora. Muchos son los beneficios que aporta el ejercicio físico en nuestro cuerpo y los aspectos positivos que tiene sobre nuestro sistema orgánico, articular y hormonal. Por ello, aunque sea por unos minutos, pararnos y estirarnos nos ayudará a combatir el estrés y liberar tensiones, aumentar la productividad y recargar energías. Tomate no más de 10 a 15 minutos al día, y comenzá a trabajar la reeducación postural con movimientos para la columna vertebral, espalda y piernas, ejercicios de estiramiento de brazos, cuello y hombros; así como también incorporá actividades de respiración y relajación.

Ampliar info >

CONTACTO

Para consultas sobre nuestros servicios, completá el formulario y adjuntá los archivos que consideres necesarios. Nos comunicaremos a la brevedad.

También podés contactarnos a través del 0810-888-STAFF (78233).